Gran Otilio. Memorias de un latin lover mítico.

Gran Otilio, el extraordinario piloto de Fórmula 1 y afamado latin lover, es un personaje célebre, tanto por sus actuaciones en los circuitos como por sus legendarios romances con las mujeres más bellas y bravías del planeta (Peligrosa Manoli, Paca la del Orejas, Mari Pili Turbodiésel, etc.) Además, Gran Otilio es dietista en la cuadrilla de Revillita, que está considerada como una cuadrilla muy bien alimentada, siempre con mortadela de la mejor calidad. Tiene millones de seguidores en todo el mundo, que continuamente se interesan por conocer las opiniones y vivencias de este deportista de élite. Muchas veces le han pedido escribir un libro de memorias, y por fin Gran Otilio se ha animado a complacer a sus seguidores, lanzando al mercado un libro que ha recibido las mejores críticas entre los que no lo han leído. Una gran obra, que define perfectamente a este personaje universal, del que han dicho cosas como éstas: 


Alain Prost: "Gran Otilio es un peligro, no debería conducir ni el carro de Manolo Escobar."

Emerson Fittipaldi: "Me pregunto cuándo le van a quitar la licencia a ese animal."

Michael Schummacher: "Coincido totalmente con Fittipaldi."

Nelson Piquet: "Coincido totalmente con Schummacher."

Javierito Viedma "El Impasible": "Yo, sin ánimo de extorsionar, quisiera añadir un nuevo punto de vista al debate, y es que considero que deberían quitarle la licencia a Gran Otilio, si no es molestia."

 

Éstos son los capítulos del libro:

 

 

El motor de combustión interna: me lo expliquen.

¿Es del todo ético pincharle las ruedas a tus rivales para tener ventaja? Por supuesto.

Peligrosa Manoli no se cansa nunca, ésta me va a saltar el térmico.

Claves de mi éxito con las mujeres.

Hamilton, te voy a poner una vela negra.

Mis gitanales. Anda que no les tengo cariño ni ná.

La bandera a cuadros no es un mantel, cabestros.

Cómo ajustar el ralentín sin tener ni puta idea.

El marido de la Trini sospecha algo, pero tengo coartada.

Un día de estos le voy a decir cuatro cosas a Bernie Ecclestone.

La suspensión inteligente, no será para tanto.

Qué hacer cuando te quitan todos los puntos y no tienes un amigo en Tráfico.

Con Peligrosa Manoli sí que estoy gastando gomas.

A Ron Dennis lo tengo yo calao desde hace mucho tiempo.

Trucos para cuidar la junta de la trócola.

Con cuarenta y seis tacos y entodavía no he aprobao el teórico. Su puta madre.

Sebastian Vettel tiene buenas maneras pilotando, pero no creo que éste gane un Mundial.

Desde que perdí mis calzoncillos de Súper Ratón, no doy una a derechas.

Tracción trasera, eso debe ser lo de Jennifer López.

Más vale que Bernie Ecclestone es recortadito, porque tiene una mala hostia...

Con lo bien rematao que estoy, no me extraña que las chicas no me den tregua.

Probé en Monza el Renalult R-25 y le dije a Briatore: "Flavio, me faltan setenta caballos pa pegarme un hostión de no contarlo."

Lo que yo he derrapao en Montecarlo y todavía no he corrido ni un Gran Premio.

Sólo pilotaré un McLaren si me lo pide Asesino Pelines.

 

El libro se encuentra a la venta en todas las librerías y grandes superficies de Europa.

"Un libro excelente, a la altura del personaje. Sin duda alguna, Gran Otilio, más que un piloto de Fórmula 1, es el latin lover por antonomasia. No obstante, pienso que el abuso de la actividad sexual puede resultar para su salud muy perjudicioso."