Cursos de defensa personal de Epi.

Epi, Guardaespaldas Corporativo de Revillita, es un experto de categoría mundial en Artes Marciales y frecuentemente imparte cursillos en los que explica las técnicas más avanzadas de defensa personal, que él mismo utiliza casi todos los sábados por la noche cuando se toma un par de Fantas y participa en debates apasionados sin protector bucal ni nada. Los cursillos tienen una duración de 80 horas, y están pensados para grupos reducidos (de estatura). Constan de los siguientes temas:

 

Introducción a la autodefensa, que consiste en defenderse uno mismo.

Psicología del atacante violento. Esos tíos son muy burros.

Yo entrené a Asesino Pelines.

Tirar de las orejas, no veas cómo se enfadan algunos.

Con tres como Rambo no tengo ni pa calentar.

Ataque por la espalda: cuidadín si te pillan agachao.

Semblanza de Bruce Lee. Anda que no tenía mala hostia el chino de los cojones.

Aprende a insultar desde lejos, por si acaso.

Yo enseñé todo lo que sé a Asesino Pelines.

La lucha contra tres atacantes: mejor correr.

Judo, un arte marcial interesante, aunque yo soy más de atropellar.

La patada en los ovoides. Eso sí que duele.

Maniobras evasivas, llámanse también "de evasión".

A los Montoya, mejor ni acercarse.

Técnicas avanzadas para echarle la culpa a otro.

Yo convertí a Asesino Pelines en un depredador implacable.

Primero dispara y después pregunta, ¿o es que te has vuelto gilipollas?

Los golpes mortales que me enseñaron Blas y Coco.

Cómo explicar en tu cuadrilla que te ha calentao el lomo un seminarista.

Mi combate contra Chuck Norris, más vale que no me metí.

Consigue una masa muscular como la mía sin tomar esteroides anabolizantes.

Dios quiera que no me encuentre Asesino Pelines.

Con un buen bate de béisbol se ven las cosas de otra manera.

Como se entere Blas de lo mío con Pitufina, me monta un pollo de mil hostias.

A Johnny Cara de Cerdo, nunca le llames por su apodo.

No está bien visto canear a tu padre, pero si es más chico, vale la pena intentarlo.

El pacifismo ante todo.

 

Los interesados en apuntarse, deberán contactar con Apoderao.

"Desde que asisto a los cursillos de defensa personal de Epi, he ganado en autoconfianza, me siento más seguro de mí mismo, e incluso ya no me dan miedo tipos siniestros como Carod Rovira o el borreguito de Norit."