Actualidad rabiosa.

 

 

(Por Ludovic Carlsson Svenson, "Cegatito de San Bernardo".)

 

Pamplona (Navarra, España), 13 de noviembre de 2017. Apenas pasan unas horas sin que surjan noticias en torno a Revillita. Según informa El Confidencial de Calasparra, el maestro ha renovado su contrato con Apoderao, y se habla de cifras estratosféricas, con una cláusula de rescisión de 35.000 millones de euros, cantidad muy superior a la de futbolistas de élite como Cristiano Ronaldo y Messi. Para conocer todos los detalles sobre la noticia, y dado que Revillita no concede entrevistas, llamo a Apoderao, que siempre nos atiende con su proverbial simpatía.

- Apoderao, encantado de saludarte, ¿qué tal estas?

- Estupendamente Cegatito, ahora estoy en Barcelona, sobornando a un concejal.

- ¡Pero eso está muy feo!

- Tranquilo Cegatito, que tú escuchas la palabra soborno y la llenas de connotaciones negativas. Nada más lejos de la realidad: el soborno es una herramienta como cualquier otra, y la puedes usar para hacer el bien o para hacer el mal. Por ejemplo, tú puedes emplear una llave inglesa para apretar una tuerca en una tubería y reparar una fuga de agua, o la puedes utilizar para darle un golpe en la cabeza a alguien y matarlo. Pues con el soborno ocurre lo mismo.

- ¿Y cómo lo utilizas tú?

- Dado que soy un ser superior, es evidente que sólo puedo emplear el soborno para hacer el bien. Cada vez que soborno a un político, le hago feliz a él y a su familia, y de paso consigo que me adjudique algunas obras que resultan muy beneficiosas para la sociedad. Como ves, genero una dinámica de hondo calado social en la que todos ganamos, que es lo importante.

- Queda claro, y apoyo totalmente ese proceder tan honesto. Antes de nada, me gustaría conocer tu valoración sobre la temporada de Revillita.

- Yo diría que ha sido una temporada paradigmática.

- Disculpa pero no te sigo.

- Me refiero a que ha sido un ejemplo de cómo hay que hacer las cosas, dentro y fuera del ruedo. Estoy plenamente satisfecho.

- ¿Cuántos festejos ha toreado el maestro a lo largo del año?

- En total, si consideramos desde enero hasta fin de temporada, déjame pensar...uno.

- Pues no me parece que haya sido una gran temporada, Apoderao.

- Cegatito, los árboles no te dejan ver el bosque. Piensa que Revillita no es un torero del todo a cien, de los que trabajan a destajo y torean en cualquier sembrao, no, el maestro se mide, y cuando va a un sitio, deja huella. Recuerda el festejo que toreó este año en la Monumental de El Montecillo, en el que dio tal repaso a Castañita que lo dejó a la altura del betún.

- Disculpa si te extorsionizo, Apoderao, pero me veo obligado a discrepar. Tuve el honor de asistir a ese inolvidable festejo, y si bien admito que Revillita estuvo cumbre dentro de su estilo amanoletado, igualmente proclamo que Castañita dio una lección de toreo clásico y templadísimo, siguiendo los cánones del más puro arte ordoñista. En definitiva, tengo claro que esa corrida histórica fue posible gracias a la conjunción de dos fenómenos, Revillita y Castañita, que se encuentran situados en lo más alto de la creación artística.

- Cegatito, no voy a discutir contigo porque eres buena gente y siempre ves el lado más positivo de todo, incluso del cenutrio ese.

- Hace unos meses te entrevisté cuando estabas planteando ese mano a mano José Tomás-Revillita en las Ventas, pero al final el gran acontecimiento no se celebró.

- Y bien que lo siento, pero como todo el mundo sabe, José Tomás decidió no torear en 2017, así que no pudo ser. De todas formas, la plaza no se va a mover de ahí, así que es posible que en el futuro podamos disfrutar de ese mano a mano.

- Lo contrario sería una decepción muy grande para los aficionados de todo el mundo.

- Yo lo sentiría sobre todo por José Tomás. Si se retira sin haber disputado un mano a mano con Revillita, se va a ir del toreo con esa espina clavada, y no le será fácil vivir con eso.

- Bien, vamos al tema que nos ocupa, has renovado contrato de apoderamiento con Revillita.

- Sí, era un tema que me interesaba resolver cuanto antes, y ya está hecho de manera satisfactoria para ambas partes.

- Tengo entendido que habéis firmado por dos años.

- Correcto, es un contrato de dos años ampliable el tiempo que a mí me dé la gana.

- Según desvela El Confidencial de Calasparra, el contrato fue redactado y registrado en una notaría de las Islas Caimán.

- Sí, yo tengo domiciliadas todas mis empresas en las Islas Caimán, sobre todo porque es una tierra muy querida por mí y le tengo mucho apego a sus gentes.

- ¿Y no te gustaría domiciliarlas en España, para pagar impuestos en nuestro país?

- Es que en España me lío con el idioma.

- Entiendo. También publica El Confidencial que Revillita no va a ver un solo euro, y por lo tanto, está gilipollas.

- Todo eso es totalmente cierto, pero lo ponen de una manera que suena mal.

- Pues explícame un poco los términos del contrato, Apoderao, para que podamos entender un poco mejor el acuerdo.

- Revillita no va a cobrar dinero porque tiene sus necesidades económicas totalmente cubiertas, y por lo tanto, le voy a pagar en especie. Por ejemplo, como prima de fichaje le corresponde un espejo de acero inoxidable para el Vespino. Ojo, que yo podía haber sido algo más comedido y le habría comprado uno de plástico negro, pero no, yo sé estar a la altura y le pongo el espejo de inoxidable, como debe ser.

- Detalle que te honra, Apoderao. ¿Qué más cosas le corresponden a Revillita?

- Un tebeo del Mortadelo al mes, y en agosto, cuando no hay edición, le compraré algo de colorear para que se entretenga.

- Vamos bien, continúa.

- Suscripción al Marca, renovable cada año. Es algo que nunca debe faltarle a un madridista como Revillita.

- Me parece sensacional. Más cosas.

- Un chupa-chups todos los sábados, y si la temporada va bien, igual caen unas patatas fritas Matutano en el momento menos pensado...

- Apoderao, no se te escapa una. Seguro que hay más artículos de lujo para Revillita.

- Claro que sí, un juego de ping-pong completo, las palas, la pelota, y la red.

- Te olvidas de la mesa.

- No hace falta, éste pierde las palas el primer día y a tomar por culo el ping-pong.

- Comprendo, ¿hay algo más para Revillita en este contrato tan jugoso?

- Sí, una bolsa de gusanitos después de cada corrida que toree.

- Eso no te va a salir muy caro, Apoderao, teniendo en cuenta que Revillita sale a una corrida por año...

- Tampoco es bueno abusar de los gusanitos, que tienen muchas grasas saturadas y sube el colesterol respiratorio.

- Totalmente de acuerdo. Hasta aquí lo que va a percibir Revillita en los próximos años, ahora me gustaría saber cuáles son las obligaciones que asume tras firmar el contrato.

- De acuerdo. Revillita no podrá cantar el porompompero en los funerales.

- Apoderao, no entiendo a qué se debe esa cláusula.

- Revillita es bastante despistado, y le ha ocurrido en más de un funeral creerse que estaba en una juerga y se ha puesto a cantar el porompompero, con el consiguiente disgusto de los asistentes, porque hay personas con poca educación musical que no entienden a Manolo Escobar, o practican un catolicismo excesivamente ortodoxo, ya sabes que estas cosas de las religiones son a veces difíciles de entender.

- Hablando de catolicismo, hace un par de años El Papa Francisco estudió la posibilidad de excomulgar a Revillita, hecho del que dimos cuenta en este medio. ¿Cómo está ese asunto tan espinoso?

- Se complicó bastante, tuve que intervenir yo y parece que la situación se ha reconducido, aunque todavía no hay nada definitivo. Por tanto, prefiero ser prudente y esperar acontecimientos.

- Comprendo, volviendo al contrato, además de no meter la pata en los funerales, ¿qué más obligaciones asume Revillita?

- Ninguna, total, si firma algo más, se le iba a olvidar...

- Bien pensado. Lo que más llama la atención es la cláusula de rescisión de 35.000 millones de euros, que es cincuenta veces mayor que la de Leo Messi, lo cual supone un reconocimiento explícito de la gran categoría artística de Revillita.

- Exacto, ahora que venga el jeque del Paris Sant Germain y se lo lleve, si tiene cojones.

- Así se habla, Apoderao, aunque algunos comentan que la cláusula es desproporcionada si la comparas con la de Messi.

- No estoy de acuerdo, Messi es un gran futbolista y tiene muchos seguidores, pero le sacas del campo de fútbol y es uno más, no te dice nada ni aporta nada especial a una conversación. Sin embargo, Revillita es un artista completo, está dotado de una capacidad analítica fuera de lo común que te sorprende todos los días.

- Ponme un ejemplo.

- Los que quieras. Sin ir más lejos, esta mañana me ha llamado por teléfono y me ha dicho: "Apoderao, acabo de comprobar personalmente que la propiedad conmutativa no es aplicable a las acciones de jiñar y limpiarse el culo. No veas cómo he puesto el calzoncillo." Como ves, Revillita es un superclase y debe tener una cláusula de rescisión en condiciones.

- Está claro. Creo que te has apuntado un gran éxito al firmar la renovación con Revillita, y seguramente vas a tapar muchas bocas, porque en el planeta de los toros circulaban rumores sobre desavenencias entre vosotros dos. Incluso algunos se atrevían a afirmar que el empresario de Las Ventas, Simón Casas, había intentado establecer contacto con el maestro para apoderarle las próximas temporadas.

- Como siempre, rumores de vecindonas a los que no presto la menor atención. Para mí, lo más importante es que la firma de este contrato proporciona estabilidad al escalafón de matadores, una vez colocado Revillita. A partir de ahora, el resto de movimientos de toreros y apoderados tendrá una repercusión irrelevante. Respecto a Simón Casas, no me extraña que esté interesado en fichar a Revillita para reforzar su posición, pero es un caballero y me consta que no ha hecho ningún movimiento a mis espaldas dorsales.

- También se ha rumoreado que tú estabas especialmente interesado en resolver este asunto cuanto antes porque tienes varios negocios pendientes en Barcelona que reclaman tu atención.

- Sí, quiero cerrar varios temas en los próximos días.

- Me imagino que te preocupa la situación actual de Cataluña, con ese Puigdemont que se independiza a ratos y todo ese lío.

- Me preocupa y me duele profundamente porque tengo grandes recuerdos de Cataluña, con la cantidad de buena gente a la que habré sobornado allí... (Nota: Apoderao alza la mirada hacia el infinito con evidente nostalgia). Cada vez que pienso en los negocios tan buenos que he rematado en esa tierra... o cuando recuerdo a Jordi conduciendo alegremente por Barcelona, un día el Ferrari descapotable, otro el Mercedes, otro el Rolls Royce, sin que ningún fiscal envidioso dijera nada... eran tiempos de sana camaradería que quizá no vuelvan, y todo porque ahora los fiscales se han empeñado en acosar a la gente de bien aplicando todo tipo de formulismos legales que no tienen ningún sentido, una pena. Mira, en España pasamos de un extremo al contrario sin motivo y ahora a los políticos no se les permite robar absolutamente nada, hecho que no habíamos conocido nunca. Digo yo que no hace falta llevar las cosas al extremo, es mucho más razonable buscar un punto intermedio, y cito a Aristóteles cuando decía aquello de que en el centro está la virtud. Ojo, que he dicho Aristóteles, no Belén Esteban.

- Entiendo tu disgusto, Apoderao, y me parece totalmente justificado, pero no le veo fácil solución al problema.

- No sé qué pensar porque estoy desolado. Ahora que ya no existe Convergencia y Unión, me pregunto a quién voy a sobornar y no encuentro respuestas... aunque en el fondo yo creo que esto sólo se puede resolver con diálogo. Es necesario que los fiscales no se obsesionen tanto por hacer cumplir la ley y dejen trabajar a los políticos, que les den un cierto margen para que puedan manejar el dinero con tranquilidad, que la frontera de Andorra sea más amigable, etc. Lo que no se puede hacer es cumplir las leyes todo el tiempo, eso es una obsesión enfermiza que no lleva a ninguna parte. Si continuamos por ese camino integrista de políticos honrados a toda costa, esto acabará siendo una república bananera.

- Te noto triste, abatido.

- Por favor, cambia de tema porque me emociono, y yo cuando me emociono, acabo comprando alguna empresa y luego me arrepiento.

- Cambio de tema, aunque barrunto que no te va a hacer mucha gracia, y ahora me refiero a las declaraciones de Castañita sobre la renovación del contrato de apoderamiento de Revillita.

- Ya salió el de siempre, qué raro... ¿qué ha dicho ahora?

- Te leo textualmente lo que ha declarado Castañita: "Ya puede Revillita darse prisa en cobrar el dinero, porque si espera un par de semanas, igual resulta que tiene a Apoderao jugando al mus con Bárcenas y Pujol en Alcalá Meco." Y otra más: "Si Revillita cobra por corrida toreada, casi mejor que no actualice la libreta de ahorro."

- Una vez más, Castañita demuestra que es un invertebrado sin el menor sentido común. Pensaré un rato en él mañana después de desayunar, cuando vaya a hacer cacas.

- Apoderao, no puedo terminar esta entrevista sin referirme a un tema harto escabroso. Como sabes, los éxitos repetidos de Revillita y Castañita les han colocado en la cima del escalafón al tiempo que el número de seguidores de uno y otro crece de modo exponencioso. Lamentablemente, estos aficionados se dejan arrastrar por la pasión y sólo ven virtudes en su torero y defectos en el rival, de modo que se está llegando a enfrentamientos que pueden terminar en graves altercados en toda Europa. Por ejemplo, en Londres predominan los seguidores de Revillita al norte del Támesis y los de Castañita al sur, lo cual está afectando seriamente a la convivencia diaria en la ciudad e incluso en el conjunto del Reino Unido. Me consta que la Primera Ministra, Theresa May, se plantea retrasar las gestiones del brexit hasta que se haya restablecido la convivencia pacífica entre los británicos. Dada la gravedad de la situación, me pregunto si tienes algo pensado para colaborar en la resolución del problema.

- Cegatito, coincido contigo en que estamos ante un problema muy serio debido a que en Londres, en la zona Sur del Támesis hay un montón de gilipollas, qué le vamos a hacer. Aún no he concretado ninguna medida, pero como siempre, puedes tener la seguridad de que haré todo lo que esté en mi mano para crear un clima de paz y de mutuo respeto entre nosotros y los seguidores de Castañita, que son todos unos cabrones.

- Me quedo más tranquilo.

(Fin)