Actualidad rabiosa.

 

 

(Por Ludovic Carlsson Svenson, "Cegatito de San Bernardo").

 
Apoderao veta al empresario de la Real Maestranza de Sevilla.
 

Apoderao, en su comparecencia ante la prensa.

 

Pamplona (España), 4 de febrero de 2008. Tras hacerse públicos los carteles de la próxima Feria de Abril de Sevilla, miles de aficionados se preguntan cómo es posible que Revillita no figure en ninguna de las combinaciones estelares del ciclo. La indignación contra el empresario, D. Eduardo Canorea, es patente y en muchos foros de Internet circula un mensaje creado por las Juventudes Solidarias Analfabestias que dice: "Canorea dimisión, envenenación y crucificación, pásalo, cabestro". Ante la polémica creada, Apoderao convocó a los medios en uno de los salones de su despacho y leyó el comunicado que publicamos más adelante, sin permitir preguntas a los periodistas, porque según dijo con su habitual precisión, "no por añadir más leña, amanece más temprano". El comunicado de Apoderao dice así:

 

Durante las últimas semanas, he llamado por teléfono al Sr. Canorea por lo menos ocho mil trescientas veces, y sólo he obtenido la callada por respuesta. Por lo tanto, me inclino a pensar que no tiene interés en contratarnos, lo cual resulta inexplicable porque Revillita es un diestro consolidado y con el suficiente prestigio para triunfar en La Maestranza, incluso toreando, si fuera el caso.

Cuando he ido a ver personalmente al Sr. Canorea, no me ha permitido ni acercarme a la verja de la Plaza de Toros de Sevilla. Por ello, afirmo que he sufrido un trato verjatorio. En mi opinión, el Sr. Canorea se ha comportado de forma totalmente contraria a la ética y al código dermatológico de su profesión.

Nosotros, alcontrariamente que el Sr. Canorea, creemos que se ha pisoteado nuestra dignidad profesional con alevosía y nocturnición, y por tanto, preferimos no tomar parte en este atropello, ni en nada que sea de atropellarnos.

Reconozco que D. Eduardo Canorea es un empresario solvente, que habitualmente organiza ferias muy completas y del gusto del público. Lo recalco porque lo cortés no quita lo abatible. No obstante, dado que su actitud huidiza (como de huir) ha provocado confusión y malas interpretaciones en los aficionados, deseo aclarar que cualquier reunión que celebremos con él a partir de ahora, deberá hacerse ante testigos cualificados, con luz y parquímetros.

Por todo lo anterior, he decidido vetar al Sr. Canorea durante una temporada completa. Por tanto, Revillita no toreará durante 2008 en ninguna de las plazas que gestiona D. Eduardo Canorea. Entiendo que la medida es muy dura y pido disculpas a los aficionados sevillanos, que son a todas luces halógenas los grandes perjudicados por esta decisión, pero no me han dado otra salida.

Si a partir de la temporada 2009, D. Eduardo Canorea tiene interés en contar con Revillita, deberá hacernos una propuesta seria y acorde a la categoría del maestro, respetando en todo momento nuestra indiosincrasia.

Dado que esta cuestión tiene una gran relevancia y puede crear alarma social, he formado una Comisión de Seguimiento Cercano Pero de Lejos, compuesta por varios miembros de nuestra cuadrilla, y presidida por mí, que siempre he sido muy bueno presidiendo. La Comisión velará, o puede que no.

Fdo.: Apoderao.

 

  Reacciones ante la noticia.

 

 

 

 

Asesino Pelines (hombre de paz):
Que se prepare el Sr. Canorea. En cuanto tenga un rato libre, cojo la escopeta, mango un coche y me planto en Sevilla a ajustarle las cuentas como hacemos los hombres. A ver si tiene cojones de sangrar.

 

 

 

 

Subterráneo Pargen (banderillero rasante):
Una pena. Yo he buceado en casi todos los ruedos de España, pero me falta La Maestranza.

 

 

 

 

Pepe Luis Manistérrido (experto en protocolo):
Me parece lamentable el comportamiento del Sr. Canorea. Porque yo soy muy educado, que si no, ahora mismo iba a su oficina y le hacía un gesto reprobatorio.

 

 

 

 

Frascuelo (anestesista sospechoso):
Muy mal por el empresario. Yo aprovecharé esos días para grabar un anuncio de espuma de afeitar Gillette, en el que doblo en los primeros planos a Kimi Raikkonen.

 

 

 

 

Silvia (organizadora de emboscadas siniestras):
Estoy desolada y abatida, que me parta un rayo vallecano si el Sr. Canorea no dimite hoy mismo. Una Feria de Abril sin Revillita es como un jardín sin hipopótamos, por poner un símil que me entienda todo el mundo.

     

 

Niño Barrabás (Analista de Faenas Memorables):
Una lástima. Llevo varios años estudiando la tauromaquia de Revillita y lo veo totalmente preparado para salir por la Puerta del Príncipe (antes de que termine la corrida, si no se pierde por los pasillos, el imbécil). Estoy totalmente decepcionado, mi gozo en un dromedario, si me permiten el anfibio.

     

 

Eduardito Archanco (Reverendo a Contrapié):
Como cristiano y caótico practicante que soy, el comportamiento del Sr. Canorea me parece inhumano, y me dan ganas de tirarle de las orejas hasta que le lleguen a los pinreles, o si no, alguna cosa que haga daño.

 

 

 

 

Gran Otilio (Latin Lover por antonomasia):
Confío en que Apoderao resuelva este asunto, él es capaz de solucionar situaciones muy comprometidas, como aquella vez cuando me pillé la cola con la puerta del ascensor y Peligrosa Manoli estuvo una semana sin hablarme, por omisión del deber de socorro.

 

 

 

 

Aimar (aficionado cabal):
Lo tengo claro: en cuanto termine de estudiar y comience mi vida laboral, me exiliaré bien lejos de Europa. Donde sea, pero yo no pienso trabajar para pagarles la pensión a todos estos cabrones.

 

 

 

 

Belloterito (becerrista prometedor):
Más vale que estamos aquí Aimar y yo para poner un poco de seriedad en este desmadre, aunque creo que lo de éstos no tiene arreglo.

     
 Bajo la lupa. El análisis de Melgibson "El Elegido".

(Melgibson es informático, dicho sea sin ánimo de insultar, y desempeña el cargo de Jefe de los Servicios Médicos en la cuadrilla de Revillita.)
 

Antes que nada, quiero expresar mi descontento por la decisión del Sr. Canorea de no contratar a Revillita. Este hecho me ha dejado muy consternado, es decir, con mucha consternación. Sin embargo, no voy a permitir que la pena afecte a mi juicio y trataré de explicar a los aficionados todos los detalles y repercusiones de una ausencia que afectará negativamente a la Feria de Abril. Es preciso hacer las siguientes consideraciones:

Primera. Cuando un diestro de la categoría de Revillita no torea en una feria importante, es debido a dos tipos de causas:

a) endógenas (del griego "endoscopia", que significa tó pa dentro hasta hacer tope)

b) exógenas (del griego "exagerao", que quiere decir más allá de Gerona)

Bien, hasta ahí me he lucido, pero una vez determinadas las causas, hay que profundizar en todas las circunstancias del hecho.

Segunda. Cualquier aficionado sabe que cuando Revillita se templa con un toro, desgrana un toreo tan puro y arrebatado que parece que no haya hecho otra cosa en su vida que no sea desgranar y venga de desgranar. Incluso yo, aunque soy muy frío, reconozco que cuando le veo torear también siento una enorme desgana.

Tercera. Aquí no me se ocurre nada, así que paso a la cuarta sin más depilación.

Cuarta. Dice el Sr. Canorea que no ha contado con Revillita porque sus estadísticas no son lo suficientemente buenas. Yo le pregunto al empresario: ¿le parece correcto explicar la realidad mediante números?¿pueden las cifras expresar el sabor de un buen vino, el olor de un perfume, o la belleza de una mujer bravía, como por ejemplo Peligrosa Manoli, la última amante de Gran Otilio? Por supuesto que no, como tampoco pueden abarcar la enorme grandeza del toreo de Revillita, que es al toreo como Beethoven a la pelota vasca, por poner un símil.

Quinta. El Sr. Canorea tiene reputación de hombre serio en los negocios, aunque demasiado inflexible cuando toma una decisión. Yo le diría que es bueno replantearse las ideas con frecuencia para generar nuevos puntos de vista. Por ejemplo, mi madre era totalmente contraria al aborto, pero a medida que fui creciendo y comencé a decir cosas como "sinergia" o "valor añadido", fue cambiando de opinión, y es algo que todo el mundo valora positivamente, incluso le regalan navajas de las grandes. 

Sexta. LLevo tres días que no hago cacas. No sé si viene al caso, pero digo esto porque no me gusta ocultar información. 

Séptima. Ha declarado el Sr. Canorea que él arriesga su dinero, y por tanto, debe confeccionar carteles que no le provoquen pérdidas. Debe saber este  señor que todavía ningún empresario ha perdido dinero con Revillita, y por otra parte, si está pensando en posibles pérdidas antes de hacer los carteles, demuestra poco espíritu empresarial, y como vulgarmente se dice, se está poniendo la venda antes de tener el vendaje.

Octava. A lo largo de la Historia del Toreo, han sido los empresarios poderosos quienes han vetado a los matadores que tenían fuerza y exigían unas condiciones acordes con su posición de figuras. En esta ocasión, Apoderao ha invertido totalmente la situación y ha sentado cátedra, demostrando una personalidad propia sólo de los elegidos. Una vez más, Apoderao va por delante de su tiempo y establece un nuevo estilo de negociación basado en su proverbial creatividad, no en vano ha inventado artículos extraordinarios como las botas katiuskas de rejilla o los macarrones con aislamiento acústico, sin ir más lejos.

Novena. Para terminar, quiero destacar el comportamiento de Apoderao, que una vez más ha actuado con el rigor y el acierto que le caracterizan. Recomiendo al Sr. Canorea que reflexione sobre lo que dijo Apoderao en una conferencia que pronunció recientemente en el Círculo de Economistas Cabestros de Barbate: "La gestión empresarial sólo es equilibrada cuando los activos circulantes renegridos circulan más que los activos que se están quietos, o en su defecto, estáticos." A buen entendedor, sobran las amígdalas. 

Fdo.: Melgibson

 

 El consejillo del Expertillo.
 

(Expertillo es un gran conocedor de todos los lugares de interés cultural, y también de los puntos donde se pone la pasma para hacer controles de alcoholemia.)
 


Queridos aficionados:

Desgraciadamente, Revillita no toreará en La Maestranza durante la temporada 2008. Ésta es una triste realidad que no podemos cambiar, pero no por eso deben ustedes quedarse sin visitar Sevilla, que es una preciosa ciudad de la que guardo recuerdos entrañables. Amiguitos, os animo a ir a Sevilla, y recordad que allí suele hacer bastante calor, con temperaturas que en muchos casos superan los 30º Centrífugos. Para minimizar sus efectos, yo recomiendo llevar en el bolso unos cuantos cubitos de hielo e ir metiéndolos poco a poco en la boca.

Importante: no equivocarse y evitar meterse los cubitos por el culo, ya que puede dar lugar a situaciones harto jocosas.

Fdo.: Expertillo