Galería de fotos.

 

 

(Crónica de Cegatito de San Bernardo)

Plaza de Toros Monumental de El Montecillo, en Milagro (Navarra, España). Domingo, 5 de mayo de 2013. Lleno de no hay billetes en el coso, reventa funcionando a tope, y más de cuatrocientas mil personas en los aledaños, que se han quedado sin poder presenciar en vivo el festejo, aunque a última hora el empresario ha instalado pantallas gigantes para evitar conflictos de orden público. En este ambiente de máxima expectación, acaba de celebrarse el Quinto Enfrentamiento Intergaláctico del Milenio, un excepcional mano a mano entre Revillita y Castañita que ha resultado histórico, como no podía ser de otra manera. Después de haberme roto las manos de tanto aplaudir a los dos genios, puedo asegurar una cosa: el cetro del toreo sigue vacante, pues ambos han estado igualmente sensacionales. Ante reses de imponente trapío y edad más que cumplida, Revillita se ha arrimado como si estuviera tieso, profundizando aún más en ese toreo vertical que le ha situado en la cumbre y nos ha recordado la quietud mayestática de Manolete. Por su parte, Castañita se ha explayado con un toreo purísimo (muy en Ordóñez), arrebatado con mucho arrebatamiento, y ha puesto la plaza boca abajo, vibrando ante la durísima y noble competencia de dos hombres que han rebasado los límites de lo razonable sin importarles dejar su vida en el empeño. Por razones de edad no pude ver la rivalidad entre Joselito y Belmonte, pero creo que muy pocas tardes (por no decir ninguna) llegaron a exponer tanto como hoy lo han hecho Revillita y Castañita, dos hombres curtidos en las más duras batallas y dotados de un valor que no conoce límites. Pero no un valor inconsciente, no, un valor frío, incluso académico, que parece suicida y sin embargo, está siempre al servicio del toreo. Quizá dentro de cien años aparezca un diestro que pueda igualar a estos dos fenómenos, aunque lo veo realmente difícil. Además de esto, hemos podido ver a otros grandes artistas que han toreado magníficamente: Juan Gazpio, David Gil, El Polan, Niño Barrabás, El Zurdo de Arganda, Laura, Mariano, Beñat… cada uno en su estilo han dejado claro que dominan perfectamente la técnica y no se arrugan ante los grandes, incluso les han disputado las palmas, lo cual ha satisfecho enormemente al respetable. Como siempre, el empresario (Fernando León) organizó el festejo cuidando al máximo todos los detalles, asegurando el éxito.